TOP BANNER GIF

30 de noviembre, 2015 — Los líderes mundiales reunidos en París han sido advertidos que deben despertarse ante la severidad de los peligros que puede provocar el cambio climático.

En torno a 150 jefes de Estado y gobierno participan en la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, conocida como COP21, que a partir de este lunes tratará de alcanzar un acuerdo para, entre otros objetivos, mantener la subida de la temperatura del planeta por debajo de 2 grados centígrados.

El presidente francés, François Hollande, inauguró la cumbre.

"Es en nombre de la justicia climática que me dirijo a ustedes hoy. Es en nombre de la justicia climática que tenemos que actuar. Debemos tomar conciencia de la amenaza para el equilibrio del mundo", dijo.

Se espera que los líderes alcancen un acuerdo universal después de dos semanas de conferencia.

Entre las metas clave destacan las medidas para reducir el calentamiento global y un mecanismo mediante el que las economías más ricas puedan aportar hasta 100.000 millones de dólares al año a partir de 2020 a los países en desarrollo para desarrollar tecnología y construir infraestructura para reducir sus emisiones de dióxido de carbono.

Christiana Figueres, titular de la CMNUCC, la entidad de la ONU encargada de organizar la cumbre, afirmó que este año ha supuesto un punto de inflexión.

“Después de muchos años de trabajo duro, finalmente vemos una irreversibilidad en la dirección, una profundidad en la participación y una determinación en la acción", apuntó.

Uno de los principales desafíos que afrontan las delegaciones es determinar si algunos países, los más contaminantes, tienen una mayor responsabilidad para actuar que los demás. Los países en vías de desarrollo aseguran que los más industrializados deberían hacer más para recortar sus emisiones de gases de efecto invernadero.

En su discurso, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, admitió que su país, como segundo mayor emisor del mundo, ha contribuido al origen del problema y enumeró algunas de las consecuencias más probables si no se toman medidas con urgencia.

"Países inundados, ciudades abandonadas, campos donde no se puede cultivar nada, nuevos conflictos políticos e incluso nuevas olas de refugiados desesperados. Ese no es un futuro de economías fuertes. Es un futuro que podemos cambiar. Aquí mismo. Ahora", aseguró.

Todos los líderes participantes podrán exponer su visión sobre cómo revertir el cambio climático.

"Situémonos entonces al más alto nivel para que al menos podamos acercarnos a esta meta, ya que es aquí en París donde se decidirá el futuro del planeta", puntualizó el presidente francés.

Se espera que esta conferencia pase a la historia como un momento decisivo en la lucha contra el cambio climático.

Bottom Banner - Factor TD
Bottom Banner - Mi Pixo