TOP BANNER - 2016

21 de diciembre, 2015 — El Secretario General de Naciones Unidas está extremadamente preocupado por el lanzamiento el domingo de tres cohetes desde el área general de Al Hinniyah en el sur de Líbano hacia el norte de Israel. Aunque también tomó nota de los ataques de represalia con fuego de mortero realizados por las Fuerzas de Defensa Israelíes contra el Líbano, que impactaron cerca de Zibqin. Ban Ki-moon denunció que estos incidentes suponen “graves violaciones” de la resolución 1701 del Consejo de Seguridad, que establece una tregua. La Fuerza Interina de la ONU en el Líbano (UNIFIL) investiga las circunstancias del incidente junto con las Fuerzas Armadas Libanesas y las Fuerzas de Defensa israelíes. Los tres cohetes fueron disparados desde una aldea libanesa a unos 5 kilómetros de la frontera con Israel. Esa región del sur de Líbano sería un bastión fuerte del movimiento chiita de Hezbollah. No hubo reportes inmediatos de heridos en ninguno de los dos lados. A través de su portavoz, Ban condenó todas las violaciones de la resolución 1701 y urgió a todas las partes enfrentadas a ejercer la máxima moderación y cooperar con la UNIFIL para prevenir una escalada de tensión en la zona. El ataque se produjo apenas horas después de que la aviación israelí supuestamente abatiera a Samir Qantar, un destacado líder insurgente, en un bombardeo en las afueras de Damasco, por lo que se baraja la hipótesis de que el ataque con cohetes podría ser en represalia por ese bombardeo. Qantar pasó 30 años en una prisión israelí por un ataque en 1979 que provocó la muerte de cuatro personas. Fue liberado en 2008 en un intercambio de prisioneros entre Israel y Hezbollah.
Bottom Banner - Mi Pixo
Bottom Banner - Factor TD